jueves, 31 de julio de 2014

Batido de plátano, leche de coco y nueces.

Éste es un batido que tomo casi diariamente, o bien para desayunar, o bien para media mañana.

A veces le añado uvas pasas, o alguna fruta seca como dátiles, orejones...para endulzarlo, es opcional, hoy tenía los plátanos super maduros y he prescindido de usarlas.

Ingredientes:

Plátanos maduros, 200 ml de leche de coco, y nueces. (Frutas desecadas: opcional).

Elaboración: 

Todo a la batidora (licuadora en América) y tomar fresquito.

Da mucha energía y es muy saciante.


Espero que os guste!

Hasta pronto!!

miércoles, 23 de julio de 2014

Batido de pepino y limón.

Otro de los batidos con los que me estrené anoche, muy sencillo, y si os gustan los pepinos, está muy rico. 

Ingredientes: 3 pepinos, el zumo de un limón. Trituramos en la batidora (licuadora en América) y lo tomamos tan ricamente.

Es un gran depurativo de la sangre, diuretico y rico en nutrientes. 


Espero que os guste!!

Hasta pronto!!

Licuado de remolacha y limón.

Anoche lo probé, como no tengo licuadora (extractora de jugos en América), la hice bien troceadita, añadí un poco de agua, y batí bien, luego colé y añadí el zumo de un limón.

Quedó muy potente con mucho sabor a limón, y muy fresquito, a mi me encantó, y repetiré. El color es precioso, aunque como lo hice por la noche, la calidad de las fotos son muy malas, aún así las pongo para que os hagais una idea. He leído que es muy bueno para depurar el hígado  y la remolacha es rica en hierro, que junto con la vitamina C del limón, ayuda a fijarlo.

Ingredientes: Una remolacha, dos vasos de agua (fría si te gusta fresquito), el zumo de un limón. Todo bien triturado, colado y a disfrutarlo. Me recomendaron añadir una manzana dulce, y el sabor resultante es maravilloso.


Espero que os guste!

Hasta pronto!

martes, 22 de julio de 2014

Batido de melón con especias.

Alcalinizando el cuerpo de buena mañana, aquí os dejo una receta que leí y probé el otro día, y repito de nuevo, es un batido que está riquísimo, resfrescante y alcalinizante.

Ingredientes:

1/2 melón maduro.
1 pizca de nuez moscada.
1 pizca de cúrcuma.
1 pizca de canela.

Elaboración:

Trituramos todo en la batidora (licuadora en América) y tomar bien fresquito.

Espero que os guste, hasta pronto!!!

lunes, 21 de julio de 2014

Primer aniversario del Cambio de mi Vida (IV y última parte)

Y así iban transcurriendo las semanas y los meses. Aún seguirían apareciendo algunas reveladoras sorpresas con respecto a la alimentación.

A mi ya me había quedado bastante claro que tanto etiquetado y tanto procesamiento no podía estar sentandome muy bien, así que decidí cocinarme lo máximo posible en vez de comprar las cosas ya hechas, cuanto menos proceso lleve el alimento, mucho mejor.

Pasaba el tiempo, mi cuerpo y mi mente cada vez estaban mejor. Ésto me indicaba que iba por buen camino, pues hagais lo que hagais, lo importante es estar en sintonía, cuerpo y mente, y estar bien con una misma.

AZÚCAR:

El azúcar blanco refinado, tras mucho leer, decidí dejármelo también. Yo tomaba grandes cantidades, y dejar de consumirlo fue uno de mis grandes logros. Sustituirlo fue fácil, hay muchos endulzantes mucho mejores, tales como la melaza de caña de azúcar, estevia, siropes.... todo es cuestión de buscar, probar y ver qué os gusta y os sienta mejor, el cuerpo da muchas pistas :D

SAL:

La sal fina o refinada (sal de mesa) también fue otra de las sorpresas a la hora de investigarla. Los productos al estar refinados, pierden todas o casi todas las propiedades, no aportando nada bueno al organismo.
La mejor sal que hasta ahora he visto (que no probado porque no la he encontrado todavía) es la sal del Himalaya, conserva todas sus propiedades. La siguiente (que es la que uso) es la sal gruesa marina. Ésta es más fácil de encontrar, pero OJO, fijaos bien en el etiquetado!!! tiene que ser sal gruesa marina 100% sin nada más. Todas las que estuve mirando llevan añadidos antiaglomerantes, y como estaba en proceso de meter los menos químicos posibles, finalmente encontré, tras mucho buscar, la sal gruesa sin antiaglomerantes. Sal gruesa marina 100%.

RECETAS CRUDAS VEGANAS-RAW VEGAN.

Siguiendo esa línea y cada vez encontrándome mejor, por enero de 2014 encontré un grupo en Facebook que se llama "Recetas Crudas" de la cual me llamó la atención dos cosas: En primer lugar el testimonio de su creador, Luciano Bonfico, un chico que revirtió su diabetes gracias a la alimentación consciente (alimentación crudivegana), estuve mirando el grupo, y conocí por red a Luciano, gran persona, muy cercano, que siempre está ayudando y compartiendo sus conocimientos para ayudar a todo el que quiera. Y en segundo lugar, la gran cantidad de recetas e ideas que allí se comparten.

Seguía buscando recetas para ampliar mi recetario, y varias veces topé con éste mismo grupo, además que era gran amante de las frutas y verduras crudas, pero no muy practicante. Para mi no había más  que frutas que se comían a bocados, y verduras que se comían en ensaladas. Y ya.....

Empecé a ver de autenticas maravillas que se podían hacer con las frutas y las verduras, auténticas exquisiteces, verdaderas obras de arte al paladar, y empecé a sumergirme en éste delicioso mundo de recetas RAW VEGAN. (Crudas Veganas).

Empecé sustituyendo mis tostadas de media mañana por frutas, y me sentaron fenomenal. Luego fue la media mañana y la merienda, y así fue como poco a poco, cada vez más comidas al día eran sustituidas por frutas y verduras crudas. Era perfecto, estaban riquísimas, probaba nuevos sabores, me sentaban estupendamente, y no tenía que estar mirando etiquetados.... era estupendo.

Y no tardaron a llegar los efectos beneficiosos de ésta alimentación, uno de los grandes cambios fue la mente, la tenía mucho más clara de lo que había estado en tiempo, sobre apetencias, me apetecía salir, ir a la playa, al campo, pasear.... la cabeza me pedía moverme y salir.

La gran cantidad de energía que empezó a acumularse en mi cuerpo no podría explicarla ni en 100 años. Pasé de estar siempre cansada a no poder parar de hacer cosas. 

Ese mes se cayeron 5 kilos de golpe. De 5 comidas diarias, 4 eran crudiveganas y 1 vegana cocinada. Si la cocinada era a medio día, sí que sentía que tenía que descansar un poco después de comer, pero si la pasaba a la cena, a medio día no sentía la necesidad de siesta, era un no parar de pensar, de ganas de hacer cosas, inspirarme, sentirme bien conmigo misma, la mente y el cuerpo comulgaban maravillosamente.  Alimentación Consciente la llaman, no me extraña :D

Ser consciente de tu alimentación, sin añadidos, sin etiquetados, con todo lo que la naturaleza tiene para darnos, sin modificar, sin transformar.... fue un regalo para mi cuerpo.

Realmente el peso es lo que menos me importa a día de hoy, lo que más agradecí fue la energía, las ganas de hacer cosas, los proyectos que se quedan en mente empiezan a tomar forma, decisión, optimismo, ganas de vivir intensamente.... no hay color!!

Y así seguí durante unos meses más, aunque no conseguia hacer un día crudo completo, iba oscilando entre el 60%-80% crudivegano y resto vegano cocinado.

EL RETO.

Por junio de 2014, en ese mismo grupo se propuso un reto. Estar 14 días seguidos con alimentación crudivegana. 

Yo llevaba varios meses con una gran ingesta de crudos, pero nunca había conseguido ni un sólo día completo. Me apunté sin muchas esperanzas, y esperando por lo menos conseguir un día completo, ese era mi objetivo particular. De los 14 días, conseguí los primeros 3 días y medio. Al cuarto día por la tarde mi cuerpo empezó a tener el síndrome de abstinencia de harinas...... adicta a harinas, lo que me faltaba por escuchar... se puede ser adicta a las harinas???  me quedé sorprendida. Conseguí algunos días sueltos más crudos, pero seguía metiendo cocinados.

En éste mismo blog podeir leer la experiencia, plasmé los 14 días por entradas diarias.

En cualquier caso, y por mi estilo de vida, he decidido que hasta ahora seguiré mi 60-80% crudivegano, y resto cocinado vegano. Así estoy bien y continúo estudiando, conociendo y probando cosas. Mi cuerpo es el que decide qué me sienta bien y qué no.

Como reflejo exterior, pues algunas personas me dijeron que había rejuvenecido y mejorado mucho mi aspecto, sobre todo en casa me lo decían constantemente, y como faltaba poco para mi aniversario sin consumo de animales, decidí tirar de archivo y buscar alguna foto mía del año pasado. Y aluciné. Sabía que había cambiado mucho, pero no tanto y estoy muy contenta con el resultado.

Ser vegana, ser crudivegana, no ingerir animales, no es una dieta, es un estilo de vida, es una decisión que tomé conmigo misma y seré leal a mis convicciones, y pase lo que pase, sigo teniendo en mente mi objetivo: NO COMER ANIMALES.  Y nunca más lo haré, y además seguiré alimentandome conscientemente mientras pueda, y a mi familia en la medida que me lo permitan,  y seguiré ayudando a quien me necesite y me deje hacerlo, y seguiré siendo feliz hasta el final.

Quereos mucho, de verdad os lo deseo, sois unic@s. Muchos besos y gracias por dejarme compartir con vosotr@s mi experiencia. 

Hasta pronto,

Esther.

domingo, 20 de julio de 2014

Primer aniversario del Cambio de mi Vida (III parte)

Ante todo pediros disculpas si habeis conseguido ver el vídeo de la entrada anterior. Sé que es durísimo y así lo advertí. Pero creo que es absolutamente necesario para que entendais el por qué de muchas de las cosas que hago y os cuento, que no podría explicar de otra forma y que me llevaría, en caso de intentarlo, demasiado tiempo sin saber seguro si lo conseguiría.

ENFRENTAMIENTO CARA A CARA CON MIS ERRORES.

Durante mi transición a éste nuevo cambio de vida, fueron numerosas las veces, tras ver tantos documentales sobre el tema, que me invadian pensamientos y recuerdos de toda mi vida anterior, hábitos, costumbres y cosas que creía normales, cosas que nos hacen creer y algunas no son ciertas, situaciones horrorosas que por legales, intentan normalizar, pareciendo que son normales.

La primera reacción ante éstos pensamientos es cerrar los ojos e intentar pensar en otra cosa, pero vuelven y vuelven, y finalmente me enfrenté a ellos.

Me dediqué tranquilmente a pensar en todas aquellas cosas que hice mal, pedí perdón, y conseguí perdonarme. Y ahora intento ayudar por todos los medios a esos seres indefensos, en la medida que puedo, intentando compensar todas las vidas consumidas, ayudando en todo lo que puedo a que éstos seres desamparados tengan una vida mejor. Es lo mínimo que puedo hacer y se los debo.

DIA D. HORA H. COMUNICACIÓN AL MUNDO.

El día que decides hacer el cambio en tu vida, firme en tus convicciones, hay que comunicarlo a tus seres más allegados. Porque a poco que salgamos, siempre hay que reunirse con la familia o amigos, y si es en casa, no hay problema, pero si sales..... tienes que comer.

Las reacciones en mi caso, han sido buenas y respetadas. Me siento muy afortunada pues tengo una familia y amigos que me respetan 100%, y tras leer experiencias de otras personas que no han tenido tanta suerte, quiero agradecer desde aquí también a mi familia, amigos y allegados todo el respeto que siempre me han demostrado y el contar siempre conmigo para reuniones y eventos :D Y no faltan, por supuesto, las frases tipo "y tú qué vas a comer?" a lo que ya respondo yo con la broma de: "No te preocupes que mientras haya césped que cortar, no hay problema!". Surge la risa y se rompe la tensión. No hay que preocuparse, todo el mundo tiene frutas, ensaladas, pan, bases de pizza para hacer una vegetal, pasta para hervir, patatas... no hay problema, comemos lo mismo, pero quitando la "chicha" ;) lo importante de esas reuniones es pasar un buen rato en buena compañía :D

RESPETO.

Nunca tenemos que olvidar que un día fuimos omnívoros, y tenemos que respetar a la gente que no quiere dar el paso, sea por desconocimiento, o sea porque no es su momento (o porque no quiera). Si queremos respeto primero tenemos que darlo, evitar discusiones y evitar agobiar a la gente con nuestros conocimientos. Yo pequé de eso, me daba tanta rabia saber tantas cosas que eran nocivas, y que la gente no sabía, que por pura protección quizás agobié demasiado, y he entendido que cada persona tiene su momento, y que no hay nada mejor que el ejemplo para despertar interés en un tema, y que una vez que preguntan, están abiertos a recibir toda la información que podemos darles. Mientras tanto, RESPETO. 

Podemos compartir, difundir, dejarlo ahí para que lo coja quien quiera, pero nunca ir directamente a inyectar conocimientos sin que nos lo hayan pedido pues la persona puede sentirse atacada y eso no lo podemos permitir.

En casa cocino yo habitualmente, y comen encantados lo que hago. Si quieren comer algo de origen animal, son libres de hacerselo cuando quieran e igualmente si salen fuera comen lo que quieren, eso lo acepto y lo respeto con todo el gusto del mundo, al igual que ellos respetan que ni cocine ni consuma animales.

Y por último añadir, que para mi, es tan respetable una persona que coma todo el día pizzas vegetales, como otra que coma sólo frutas. Independientemente del fin, por ética o por salud, respeto y admiro por igual a aquellas personas que no se alimentan de animales, sea por la razón que fuere, sea más o menos saludable. Cada persona es un mundo y lleva su veganismo al punto que puede o quiere.

ADITIVOS ALIMENTARIOS.

Como ya os comentaba en la segunda entrada, me dejé las carnes, leche y derivados, y los productos industriales que claramente en sus ingredientes, ponían los productos de origen animal que llevaban. Los que venían en castellano, claro, luego llegando al final de la lista de ingredientes me encontré con nombres que no entendía, numeraciones y códigos que escapaban a mi entender. Y sabía que por ahí se me podía colar algún ingrediente "non grato".

Independientemente de ésto, me encontré con algunas sorpresas, una de las más grandes fue con el pan. Yo consumía pan integral, o creía que lo consumía. Al leer los ingredientes, veo que la harina no es integral, es harina blanca refinada... pan "pintado" vamos, qué chasco más grande que me llevé. Los ingredientes van en orden de cantidad en el producto, de mayor cantidad a menos y poco más sabía yo de éstas cosas.

Como no entendía esos códigos, encontré un librito muy apañado, tamaño bolsillo, en el que venían todas las numeraciones y códigos traducidas. Así sabría qué cosas eran de origen animal y qué cosas no lo eran. El libro se llama, por si os interesa, "Peligro, aditivos alimentarios", e igualmente por la red hay infinidad de listas de aditivos traducidos por si os interesa saber qué consumís.

A mi me vino bien éste, porque lo podía llevar en el bolso, y cuando iba a comprar, lo sacaba. Puede parecer un rollazo, pero os aseguro que al final os los aprendeis, porque normalmente  tenemos una serie de productos fijos que compramos habitualmente y una vez le damos el visto bueno para que entre en el carro de la compra, ya se nos queda en la memoria, por lo que cada vez aprendemos a leer las etiquetas cada vez más, y a mirar el listado cada vez menos.

La sorpresa llegó cuando en el librito, no sólo estaban "traducidos", sino que venían por colores, en función de la peligrosidad en el organismo. Ahí ya se me cayó el mundo a plomo...... Los verdes no eran nocivos, los naranja no estaban terminados de probar los efectos nocivos sobre la salud, y los rojos eran nocivos. Y aún siendo nocivos, están permitidos....

Independientemente de éstos códigos, venían un par de apartados muy, muy, muy interesantes. Uno hablaba sobre el aspartamo y sus pésimos efectos en el organismo, y otro sobre el glutamato monosódico (E-621) (Ojo, tiene muchísimos nombres más!!), un potenciador del sabor que es neurotóxico con muchos efectos secundarios sobre el organismo. Os sorprenderá ver la cantidad de productos que actualmente contienen glutamato..... a mi actualmente me sorprende encontrar algún producto SIN glutamato.

No me voy a extender explicandoos todo ésto, os animo a que investigueis por vuestra cuenta y saqueis vuestras propias conclusiones, así no me extiendo demasiado y buscando por vosotros mismos os aseguro que os vais a sorprender muchísimo de toda la información que vais a encontrar.

Os invito a que busqueis una lista de aditivos para que podais llevarla con vosotros, y que investigueis sobre el aspartamo y el glutamato. No os arrepentireis.

Y ahí me vi yo, no sólo teniendo que quitar productos que contuviesen ingredientes de origen animal, sino quitando los rojos y naranjas........ dura transición, pero os aseguro que merece la pena.

Continuará..... :)







Primer aniversario del Cambio de mi Vida (II parte)

Tras ese primer cambio que realicé en julio de 2013, estuve varios días amoldándome a mi nueva vida, seguía entrenando a mi mente para evitar todo tipo de pensamientos negativos e intentando sustituirlos por otros mejores y positivos, no fue fácil y a día de hoy, como a cualquier persona, pueden asaltarnos en cualquier momento, por eso hay que estar preparados con todo tipo de recursos, como ya os comenté.

Somos lo que comemos.

Esta gran frase es una de las verdades más grandes que jamás me he encontrado, pero sabemos qué comemos? o creemos que lo sabemos?

Llegó agosto y, no sé cómo, llegué a un enlace sobre el documental más duro que he visto en mi vida, fue el detonante de mi gran cambio. Tuve que verlo en 3 ó 4 intentos, fue superior a mis fuerzas, en ocasiones tenía que apartar la vista, otras me arrancaba los auriculares, pero tenía que hacerlo!! por ellos y por mi... Luego llegaron más documentales, pero ese fue el que me abrió los ojos.

Este documental no os dejará indiferentes, hará que cambie vuestra perspectiva para siempre, y tuve que verlo, por respeto, por integridad, y para entender muchísimas cosas.

Aquí os dejo el enlace al vídeo, es muy duro, pero os recomiendo que lo veais, para que entendais todo lo que vendrá después:


A partir de aquí, fue el punto de inflexión. Me fije un objetivo, y como todo éxito en la vida, hay que focalizarlo y no entrar en distracciones. Una vez tuve el objetivo fijado, nada me haría cambiar de idea.

OBJETIVO:  NO VOLVERÍA A COMER NINGÚN ANIMAL.

Fue tan impactante que el objetivo lo tuve muy claro, no volvería a comer a ningún animal jamás. Ni consumir ningún producto que provenga de ellos. Entendiendo que se puede vivir sin matar, por qué habría de hacerlo? realmente compensa el hecho del sabor con lo que tienen que pasar éstos seres vivos antes de llegar a nuestra mesa? Me compensaba la tortura que tienen que pasar para vestir, o para cuidar mi cuerpo con cremas y demás? Para mi no había compensación posible.

Y..... AHORA QUÉ?  La transición: (agosto 2013)

Y ahí me ví yo, llorando a moco suelto, pensando todo lo que me quedaba por andar (y me queda).
Empecé a buscar información sobre el vegetarianismo y veganismo, y empecé a ponerme en marcha. Había muchos caminos que seguir, pero el objetivo era el mismo, no comer animales.

Así que cogí lápiz y papel, y empecé a elaborar una lista  con recursos culinarios para empezar a cumplir mi objetivo lo más estrictamente posible. Esa lista contenía platos veganos y vegetarianos que consumía habitualmente (aunque no seamos conscientes de ello), por ejemplo, ensaladas de verduras, gazpacho andaluz, asadillo de verduras al horno, paellas de verduras, tortilla de patatas, macedonia.... la lista empezaba a tomar forma.

Luego cogí los platos que eran fácilmente veganizables, la pasta con tomate y atún, sustituyendo el atún por champiñones, el cous cous quitándole el pollo, la leche por bebidas vegetales....

Y así empecé, en aquella transición dejé la leche de vaca, aunque seguramente se me estuvo colando en algunos productos en la inmensidad de ingredientes que traen los alimentos industriales y que por entonces no sabía "traducir". Los huevos dejé de comprarlos en los super. Por la numeración que llevan se sabe cómo han sido criadas esas gallinas. Así que me preocupé de encontrar un lugar donde las gallinas son criadas en libertad con toda garantía, sin mutilación alguna, y sin explotación, ni inyecciones ni nada por el estilo.

Y así empecé.

Ese mes perdí 4 kilos de golpe, no hice dieta alguna, simplemente cambié los hábitos. Empecé a encontrarme mejor, con la conciencia más tranquila, y la mente ocupada en cumplir mi objetivo, e investigar por donde se me podían ir colando los ingredientes de origen animal en productos industriales (mantecas, leche, huevos... etc)

Leí mucho, muchísimo!!! probé, seleccioné, filtré, absorbí, deseché, apliqué y rectifiqué.... todo cuanto caía en mis manos era objeto de estudio, y aunque había mucho camino por delante, no dejé de intentarlo.

Había muchos caminos a seguir, y había que encontrar el que mejor me fuese. Así que empecé sencillamente siguiendo esos pasos. 

Más adelante habría más cosas que haría y cambiaría, más información que me llegaría y aplicaría, pero en principio así es como me enfrenté de primera mano a mi objetivo.

Continuará..... :)






sábado, 19 de julio de 2014

Primer aniversario del Cambio de mi Vida (I parte)



Antecedentes:

Hace un año estaba bastante gordita, cansada, un poco deprimida, y muy intoxicada, tanto anímicamente como físicamente.

¿Cómo puede una persona estar intoxicada por dentro? muy fácil, cuando casi todo lo que te rodea es negativo, todo lo que absorbes es negativo, y no filtras, llegas a un cúmulo de toxicidad que no te deja vivir.

Hace un año tuve uno de los disgustos más grandes de mi vida, un enfado tan grande que no recuerdo otro que me durase tantos días. Lo que pasó no viene a cuento, y honestamente, a día de hoy, hasta lo agradezco un poquito. La única importancia que tiene ese momento en mi vida, es que paré. Tuve que echar el freno a mi vida, tranquilizarme, analizar absolutamente todo, hacer memoria, mucha memoria, echar la vista atrás, y llegar a aquel momento de mi vida vi que era feliz tal cual, y en qué momento empezó todo a volverse tóxico para mi. Y encaminar mi vida para volver a estar bien conmigo misma.

Primer consejo que daría: PARAR, PENSAR, Y RESETEAR.

A raiz de aquella profunda meditación, tuve que desvincularme de ciertos hábitos, y de ciertas personas, unas por tóxicas PARA MI y otras que sin serlo, estaban vinculadas a ellas. Tóxicas para mi, obviamente, que no significa para nada que sean malas personas, ni nada por el estilo, sencillamente a mi no me aportaban nada bueno, al igual, que muy posiblemente yo no lo fuera para ell@s.

Mi cabeza siempre estaba llena de pensamientos negativos, siempre, tampoco estoy una situación propicia como para que los buenos pensamientos sean propicios, pero entonces eran todos negativos e incluso no tenía ilusión por nada.

Primer remedio que me propuse: LISTA DE RECURSOS.

Cada vez que un pensamiento negativo me invadía, automáticamente acudía a mi lista de recursos. Ésto es, una lista de cosas, imágenes, recuerdos, fotos... etc, cualquier cosa que me hacía evitar un pensamiento negativo, y que me hacía no sólo no pensar en ello, sino sacarme una sonrisa de oreja a oreja. Si uno no funciona, pasa a otro, pero no hay que dejar que los pensamientos negativos invadan tu cabeza, y poco a poco, con el paso del tiempo, desaparecerán. Yo tenía una foto de mi hija sonriendo que me alegra el alma cada vez que la veo, no me hizo falta nada más. La llevo todo el día encima, y antes, la sacaba diariamente varias veces, hasta que poco a poco, la sacaba menos :D.

Primer cambio que hice: CAMBIAR DE HOBBY.

Todos tenemos que tener un hobby, algo que nos haga crecer como personas, que nos haga ser felices y tranquilizarnos. Si ese hobby está vinculado a algo/alguien tóxico, hay que cambiarlo.

Puede ser cualquier cosa, desde una planta, pasear, dormir, puzzles.... da igual, si te llena y no te intoxica, bien está.

Yo fui como voluntaria a un refugio de animales. Es duro, muy duro, pero es una gran satisfacción ayudar, aunque sea un poquito, a esos pobres seres vivos que no tienen muchas oportunidades. Hacer cosas buenas, te hace ser más feliz. Hay gente que dice que no va porque les da pena los animales, bueno, también es cierto que hay terapeutas que trabajan con niños con necesidades especificas (por poner un ejemplo) y si les diera pena, no tendrían ayuda alguna.

¿Qué significa que te intoxique? sencillamente, si vas a jugar a las cartas con el vecino (o tomar café, o jugar un partido.... lo que sea), y os pasais la tarde poniendo verde al que no ha ido,  o hablando de lo mal que está el mundo, o alegrándoos de lo mal que le va a "nosequien" (por mala persona que sea, da igual), o todo lo que tenga connotaciones negativas, no estais disfrutando ni llenándoos de buena energía, os estais intoxicando.
 
En resumen, si la cabeza no está preparada para absorber todo lo bueno que nos tiene que venir, no podremos empezar. Y os prometo que los cambios van a ser espectaculares!!

Empezad a practicar, fuera pensamientos negativos, fuera gente tóxica, y sobre todo recordar que de un día para otro no cambiamos, hay que trabajarlo y SE CONSIGUE!!!

Ésto es lo primero que me pasó, enseguida os cuento qué más cosas me fueron ocurriendo y fueron cambiando... si quereis, claro ;)

Un beso y hasta pronto!!




                                                                       


miércoles, 9 de julio de 2014

Ensalada de zanahorias y coco rallado.

Hola a tod@s! sigo investigando el tema de alimentación para cuidarnos y desintoxicarnos :D

Hoy os enseño una ensalada que probé ayer, y está................¡¡¡¡FABULOSA!!!!


Ingredientes:

Zanahoria rallada a lo largo (cantidad al gusto).
Coco rallado (una cucharada o al gusto)
Vinagre de manzana (una o dos cucharadas, al gusto).
Sal del Himalaya o sal marina (si no disponemos del Himalaya). (Una pizca)

Elaboración:

Mezclar todo y listo.

Es rica en fibra y ayuda a arrastrar toxinas de nuestro cuerpo.

Aquí podeis ver el vídeo con todo el proceso y las explicaciones que nos da Ronald Moscoso:



Espero que os haya gustado!!

Hasta pronto!!